Internet ha matado la escuela
Internet ha matado la escuela

02 de junio de 2013 Por:Julio Motolinía (HomoInterneticus)

No es lógico seguir un sistema educativo que se ha encarecido un 84% desde el año 2000 en el mundo desarrollado, más aun cuando se ha demostrado sus limitaciones e inutilidad. 

Las habilidades que demanda el mercado laboral cambian constantemente. El ritmo es tan rápido que la formación tradicional es incapaz de seguirlo; y esto sólo acaba de empezar.

La Escuela o Universidad ya no son la única fuenta para adquirir formación cualificada y certificada. En los últimos años, dos tendencias en internet están motivando este radical cambio:

  1. Por un lado están los MOOCs (Massive Open Online Courses), una extensión de la Instituciones Universitarias para poner al servicio de cualquiera, gratis y online, los mismos cursos presenciales que se imparten en sus aulas. Las plataformas más famosas al respecto son Coursera, edX y Udacity.

  2. Por otro lado están las plataformas de formación a medida, que ofrecen cursos cortos y prácticos sobre cualquier tipo de habilidad, desde cómo utilizar una red social, hasta como diseñar un logotipo o preparar una presentación en público. Esta tendencia propone un cambio de paradigma porque es el usuario quien decide lo que quiere aprender, y de forma flexible puede configurar su propio menú de formación, y además da la posibilidad a cualquiera de enseñar aquello que es experto, sin necesidad de haberse licenciado como profesor. El formato de este tipo de formación online puede ser realizado bien a través de videoconferencia o de videos de alta calidad. Las plataformas más famosas al respecto son Udemy, Lynda. ambas norteamericanas, o Floqq, en habla hispana.

Lo que está claro es que la (r)evolución de la educación está aquí y llega con mucha fuerza. Estamos hablando de una industria de 56.200 millones de dólares y que doblará esta cifra en 2015. Obviamente, Estados Unidos y Europa (más de 3.000 empresas de e-learning) son las regiones del mundo que aglutinan el mayor consumo de aprendizaje online (70%), sin embargo la región Asia-Pacífico empieza a crecer, de hecho Vietnam y Malasia son los mercados del mundo donde más crece.

No es lógico seguir un sistema educativo que se ha encarecido un 84% desde el año 2000 en el mundo desarrollado, más aun cuando se ha demostrado sus limitaciones e inutilidad. El e-learning alivia entre un 50-70% a nuestros bolsillos, nos ahorra un 25-60% de tiempo (en el mundo fugaz que hoy vivimos el tiempo es oro) y puede ser un 60% más eficaz a la hora de retener conocimientos.

Deja tus comentarios

Las opiniones expresadas en los artículos, ensayos o mensajes publicados en este medio de información son de la exclusiva responsabilidad de sus autores, y no representan necesariamente la línea editorial AtlixGo o sus afiliadas.